DÉFICIT DE CEREBRO Y CORAZÓN



"Cuando se pierde el respeto, se pierde la razón"

Noa tiene cinco años y es una niña feliz. Hasta los tres años tuvo que vivir como un chico.
Con solo tres añitos Noa sabía que no era un chico, siempre se había comportado como una niña, hasta cuando comenzó a hablar, se refería en femenino. Le corregían y ya en el cole se sentía infeliz, y deseaba llegar a casa para ponerse ropa de niña.
Gracias al programa “El Intermedio”, sus padres se enteraron de que existía una asociación de transexualidad infantil, y dejaron de preocuparse de los demás y pensaron en la felicidad de su hija.

Hablaron con la asociación  y vieron la cantidad de niños que había como Noa, 380 niños sólo la asociación Chrysallis, de familias de menores que luchan por sus derechos y su bienestar, donde en un entorno confidencial, les dan seguridad, confianza y donde expresar sus dudas y sus temores, asesorando a las familias para enfocar los problemas que van surgiendo en el entorno familiar, educativo, social, etc.

Noa comenzó a querer ir al colegio de nuevo y a ser feliz y siempre repetía “Hola soy Noa, y soy una niña”.
Sus padres la dejaron expresarse libremente y cuando alguien no lo entendía, se lo explicaban, y luchan día a día contra la intolerancia.

Ignacio Arsuaga, bisnieto de un general de Artillería de Franco, familiar de Rodrigo Rato, y propietario de una agencia de publicidad entre otras cosas, fundador y presidente de la asociación HazteOir.org, que va por ahí con un autobús atacando al colectivo transexual y a la inteligencia de los ciudadanos, con su propaganda ultracatólica y adoctrinamiento intolerante. Una asociación que tiene beneficios económicos y fiscales al ser considerada de “utilidad publica”, por el Ministerio del Interior desde el año 2013 (significativa la fecha).
El ya famoso slogan de “Los niños tienen pene, las niñas vulva, que no te engañen” transfóbico, ha tenido aún más trascendencia tras la decisión de un juez que ordenó que el autobús no circulara hasta que no se quitaran esos mensajes. Y ellos, que recurren a la libertad de expresión, siempre y cuando les conviene, vuelven a salir con el mismo slogan pero poniendo al final dos signos de interrogación.

¿Qué derecho tienen estas personas, asiduas a la misa de los domingos, a atacar y vulnerar los derechos humanos de una parte de nuestra ciudadanía, en vez de ser piadosos, compasivos, y amar al prójimo? Y si aluden a la libertad de expresión, que mayor libertad de expresión que cada persona, niño o adulto se manifieste en libertad sobre su manera de ser o su propia sexualidad?
La libertad de expresión no es tal, cuando no respetas a los demás, o te sientes superior a ellos atacándoles e insultándoles, porque esto, además de no tener ningún sentido, es un insulto.

Esta asociación se las dan de entendidos en todos los ámbitos, y cuentan con una psicóloga, una psiquiatra y una pediatra, a los que un medio de comunicación hizo una serie de preguntas básicas sobre transexualidad y no supieron contestar.

¿Qué derecho tienen esta asociación antiabortista, anti LGTB y anti derechos humanos para negarle la normalidad y la libertad a Noa , y a su familia?

Y no, no nos engañan, ellos son los que lo hacen discriminando a los que defienden una identidad sexual diferente a la heterosexual, la intolerancia, dueños de unos cerebros pequeños y mezquinos y que pueden hacer mucho daño, pero sobre todo a esos niños y niñas que pueden verse afectados por el vergonzoso mensaje de estas personas tan sobrados de soberbia y tan cortos de miras.

“La identidad sexual se establece en torno a los tres años, es inamovible e inherente a la persona y no es algo que se “decida”  ni se pueda influir desde fuera” – contacto@chrysallis.org.es
                                                    http//chrysallis.org.



Y ante tanta intolerancia ... 






Entradas populares de este blog

LA CONFIANZA SE GANA

COMPETITIVIDAD O VALORES?

INDIGNACION