ROSA

"No vemos las cosas como son, las vemos como somos nosotros"
Anais Nin (Escritora estadounidense, nacida de padres cubano-españoles.)


Una mujer muerta en un incendio en Reus, provocado por una vela que utilizaba al tener la luz cortada. . Vivía con lo indispensable, es decir, con apenas nada. Esta es la España en la que estamos viviendo ahora, aunque algunos parece no reconocerlo. Estos son nuestros jubilados, nuestros pensionistas que después de haber trabajado durante toda su vida, cobran unas pensiones que no les llegan para nada. En muchos casos, como el de esta mujer, tuvo que elegir entre tener luz o comer.¿ Y la compañía, y los asistentes sociales? No sería lo primero tratar de averiguar la situación de esa persona, y el motivo por el que no paga, en vez de cortarle la luz? Parece ser que no les constaba esta situación, pero tampoco se molestaron en llamar a Asuntos sociales, que es lo que dice la ley.
Actualmente existen cerca de cuatro millones de pensionistas en nuestro país, que cobran por debajo del salario mímimo interprofesional, y en muchas ocasiones, sabemos que son el apoyo y el sustento de hijos que han vuelto al hogar familiar excluidos del mercado laboral y carecen de ayudas.

Nuestros mayores que han sufrido penalidades en un país que pasó una guerra, una posguerra, una dictadura, y levantaron esta sociedad con sangre sudor y lágrimas, para que, ahora malvivan, y pasen penurias.
Por eso es tan injusta la ley de sostenibilidad del sistema de las pensiones que elimina el  IPC de la subida y da lugar a una pérdida del poder adquisitivo .
La subida de las facturas, los medicamentos, los desahucios, las carencias médicas y alimenticias producidas por los tijeretazos del gobierno, no se lo ponen nada fácil.

Recuerdo en mi casa, en una época que las huelgas eran contínuas, y la necesidad también, que muchas familias, incluida la mía, alquilábamos una habitación para poder pagar las facturas, porque día de huelga, día que no se cobraba. Y ahí estaba mi padre, siempre en defensa de los derechos de los trabajadores, aun sabiendo lo que eso significaría en nuestra familia.
Pero gracias a ellos, a personas como mi padre, que no permitieron que pasaran por encima de sus derechos laborales, consiguieron lo que tenemos, y ahora, se lo agradecemos tras toda una vida trabajando y con sacrificios, dejandoles abandonados y sin apenas recursos para sobrevivir.

El final de esta mujer de 81 años, ha sido trágico, y parece que tiene que ocurrir algo así, para que tomemos conciencia de lo que está pasando, de lo importante que es a quién votamos, y cuales son sus prioridades, según Facua, todos los intentos de prohibir el  corte de suministro de luz y gas son bloqueados por el  gobierno.

Se llamaba Rosa. Aunque no ha sido ni la primera ni será la última. En este tipo de noticias, parece que no importara su nombre. Rosa, 82 años, de Reus. 2 B
Se fue en silencio. Sola . Sin molestar.

"ROSA"  de La Oreja de Van Gogh

Para todos nuestros mayores...






Entradas populares de este blog

LA CONFIANZA SE GANA

COMPETITIVIDAD O VALORES?

INDIGNACION